Hace justamente un año desde que salió a la luz este proyecto personal que se llama emopsión. ¡Guau!, ¡cómo pasa el tiempo! No está siendo un camino fácil, nadie dijo que emprender lo fuera, pero desde luego que está siendo incluso más apasionante y gratificante de lo que esperaba. Estoy disfrutando como nadie del camino, de cada paso, de cada esfuerzo, de la dedicación, de las renuncias y sacrificios que el alto rendimiento que persigo requieren, de cada formación para estar siempre actualizada, de cada error para poder descubrir de ellos nuevos aprendizajes, …, de todos y todas aquellas personas y deportistas, clubes y empresas, que han depositado su confianza en mi, en mi proyecto, y cuyos resultados y experiencias no tienen precio, de todos y todas aquellas personas que he conocido en formaciones y colaboraciones y que han sido y son parte fundamental en mi crecimiento como Psicóloga, como emprendedora, y sobre todo como persona.

Desde el primer día quise contar y compartir qué hay detrás de mi marca emopsión, y además agradecer así públicamente a un socio clave como el gran Sergio Sánchez, y su marca AVATARA, su talento, su profesionalidad y su empatía. Jamás pensé que fuera posible reproducir en un logo, con tanta exactitud, mis sentimientos, pensamientos, ideas y emociones. Y créanme cuando digo que Sergio no solo lo logró, sino que lo hizo de tal forma que no pude evitar emocionarme (literalmente) y enamorarme al primer vistazo de una marca que me identificaba la mirase como la mirase, por los colores, por las formas, y por los sentimientos y valores que tratan de reflejar en sus líneas y trazos mi nuevo proyecto, emoPSIón:

En líneas generales, el conjunto transmite cosas con las que me identifico tales como estabilidad, frescura, dinamismo y versatilidad. En definitiva, un espacio ideal creado alrededor de relaciones de tú a tú.

Imagen que contiene espejo

Descripción generada automáticamente

Relaciones de tú a tú, en un espacio fresco, versátil, dinámico y estable, pero siempre sin perder de vista la profesionalidad, la privacidad y la protección necesaria, de ahí la presencia de círculo exterior.

No podían faltar los corazones. Sí, me encantan los corazones, y además reflejan mi amor por la Psicología y las personas. Pero, lo que realmente se refleja mi marca son “Dos corazones que laten: El paciente SIENTE, la Psicología PSIENTE.”

Si los corazones me gustan, las mariposas me apasionan. Pues cuando veo que Sergio hace que dos corazones entrelazados se conviertan en mariposa… me quedo literalmente sin palabras, sin aliento, …muero de amor. Los que me conocen saben que troquelo mariposas en mi consulta, entre otras cosas para relacionarnos con las emociones y la ansiedad en algunas dinámicas. Dicho esto, los dos corazones entrelazados reflejan un nuevo ser, MI MARIPOSA, que surge de la unión de dos individuos, dos seres que comparten, empatizan, y se transforman, porque la vida es eso, cambio.

Que el punto de unión entre los dos corazones sea transparente no es casual ni mucho menos, refleja cómo quiero que sea la relación, equilibrada y de forma abierta.

En cuanto a la tipografía, se trata de formas redondeadas que hablan de bondad, de accesibilidad y de cercanía, reforzadas con un cuerpo BOLD que aporte por otro lado fuerza y contundencia.

Por último, mencionar la presencia de “PSI” en el nombre de la marca, diferenciándola además con otro tono. Se trata de reflejar así que la PSIcología es parte imprescindible del conjunto, Psicología como ciencia y rigor científico es parte inseparable del conjunto.

El camino continúa, agradecida por la profesión que tengo la suerte de tener, orgullosa por la valentía de haber dado un paso adelante, y aun estando muerta de miedo, haberme atrevido a crear este proyecto para tratar de divulgar y ayudar a través de la Psicología y valores con los que me identifico plenamente. Les espero en mi espacio emopsión. Gracias.